Francisco Monroy Salamanca 3 noviembre 2017
FOTO: Andrés Hidalgo

[vc_row][vc_column][vc_column_text]Obra: Continente gris
Compañía: Compañía La otra

País: Colombia
X Festival Danza en la Ciudad
Fecha de la función: 2 de noviembre de 2017
Teatro: Teatro Villa Mayor

¿Qué recuerdo tiene de la danza de su abuelo? ¿Lo vio o lo ha visto danzar alguna vez? En Continente gris, la Compañía La Otra rinde homenaje a la memoria de sus abuelos. A Eduardo, el abuelo que Juana Ibanaxca, coreógrafa y directora de la obra, nunca pudo enterrar. Se trata de una pieza interdisciplinar ganadora de la Beca de Creación para ensamble de música y danza, otorgada por IDARTES en el presente año, que fue estrenada en el marco del X Festival de Danza en la ciudad. Ésta se mueve en el intersticio entre la danza contemporánea, la música y el teatro de objetos, para elaborar imágenes en movimiento que nos llevan por senderos del recuerdo y la elegía. Eduardo, su personaje principal, es un muñeco de casi tres metros de altura a quien cuatro intérpretes dan vida entre acciones cotidianas posibles y extraordinarias imaginadas.

Algunas miradas radicales de la danza podrían decir que la creación de La Otra carece de elementos dancísticos suficientes para ser llamada obra de danza. Sin embargo, la apuesta de la compañía es ofrecer una mirada expandida del movimiento, al aprovechar la capacidad del género contemporáneo para permitir irrupciones en muchos campos, para dialogar con otras artes: otra danza, la del objeto que baila, la de la luz en las tablas, la de los cuerpos envueltos en una tarea de manipulación de títeres, la de los músicos al tocar.  Esta interdisciplinariedad es el elemento más destacado de Continente gris. En su interés por contar historias, presenta una composición dramatúrgica narrativa en la que dialogan diversos lenguajes estéticos, con una historia que seguro engancha fácilmente a chicos y grandes. Imágenes poéticas y sonidos colombianos componen una serie de momentos escénicos que presentan “diferentes dimensiones de lo posible”.

El viaje de Eduardo a través de la obra es también un viaje a través de la música, uno que va del joropo a la chirimía. La Otra se ha valido de músicos destacados en la escena colombiana para brindarnos el mejor de los viajes, con artistas de agrupaciones tales como La mojarra eléctrica, Curupira o Tumbacatre. Todos ellos investigadores, de larga trayectoria, de la música colombiana desde sus raíces y sus territorios, con quienes las intérpretes logran un diálogo permanente.

Continente gris es una obra que acaba de nacer, que seguro crecerá con su circulación. Sus creadores lo saben.  Así que volveré a ella, esperando que la contundencia de sus imágenes haya crecido, que su abuelo se muestre certero, que el movimiento explote en todas sus dimensiones, que sus atmósferas me envuelvan nuevamente. Y cuando lo haga seguro invitaré a mi familia, es un excelente pretexto para llevarlos a apreciar el arte, la danza, la otra danza. Recordaremos entonces a nuestros abuelos.

Ahora estoy seguro de que vi a mi abuela danzar un par de veces. La recuerdo en la sala de su casa grande tomando a su hermana como pareja de un merengue, la recuerdo con los brazos al cielo en una iglesia, la recuerdo echando pasos sola frente a toda la familia reunida y sonriente; recuerdo su historia de ser la reina del equipo de fútbol animando a los jugadores.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_gallery type=»image_grid» images=»3056,3057,3058,3059″ title=»Continente gris»][/vc_column][/vc_row]